La sonrisa de Fiorela

Fiorela es una de las muchas niñas y niños que se vieron afectados por las intensas lluvias y fuertes crecidas de los ríos Paraná, Corrientes y sus afluentes los arroyos Dieguito, San Pedro y María Grande. Vive en Paraje Paso el Tala, distante a 250 kilómetros de Corrientes capital.

“Nuestra casa, quedó totalmente aislada. Ingresó más de medio metro de agua”, con angustia nos relata Gabriela, la mamá de la niña de la sonrisa. Se nota en Gabriela y su familia, mucha voluntad y optimismo a pesar de la difícil situación. El clima no ayuda y se esperan nuevas crecidas de los ya caudalosos ríos, afirma un baqueano del paraje. La provincia de Corrientes, además, también está afectada por le epidemia de dengue.

Paso el Tala, perteneciente a la localidad de Perugorría, es una de las zonas más afectadas por las inundaciones. Cerca de 280 familias, vieron desaparecer sus hogares y parte de sus sueños. El regreso a sus viviendas, el encuentro con los amigos y el recuperar sus pertenencias más queridas, son anhelos de los niños de la zona.

La familia de Fiorela.
UNICEF Argentina /JoaquínMeabe La familia de Fiorela.

Fiorela, con sus siete años recién cumplidos, atravesó junto a sus dos hermanos, momentos de angustia, miedo y mucha incertidumbre. “El agua no me dio tiempo a sacar nada. Quería llevarme mis cosas pero no pude. Mi hermano, el más grande me ayudó a salir. Estoy contenta de que estemos todos bien”, comenta Fiorela, con una sonrisa que abriga a su familia.

Liliana, directora de la escuela agraria del lugar, describe al habitante de la zona como personas nobles, trabajadoras y muy solidarias. Con mucha vocación, es la responsable de organizar junto a las familias, la entrega de los elementos que UNICEF envió a la provincia.

La escuela, desde el primer momento, se puso a disposición de los vecinos y las autoridades. En sus aulas funciona un comité de crisis integrado por diferentes instituciones del lugar. Se convirtió de manera natural, en un espacio de contención y ayuda para los niños y sus madres.

En el marco de la emergencia, UNICEF asistió a las familias afectadas y suministró a la provincia de Corrientes, kits de limpieza, frazadas y colchones. La vuelta a casa es una situación traumática para niños y adultos. A medida que el agua se retira de las zonas anegadas y recupera su cauce natural, se dimensiona el verdadero impacto que causó la inundación.

La niña de la sonrisa nos despide tomada de las manos de sus hermanos y parte a jugar por los senderos rurales del paraje Paso el Tala.

Matías Bohoslavsky es asistente de Comunicaciones en UNICEF Argentina

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con “obligatorio.”

Comentarios:

  1. Un gran trabajo realizado por UNICEF. Es muy grato saber que existen colaboradores como ustedes, juntos podemos cambiar el futuro de nuestros ninos. Un gran saludos de ONG FAN, Espana!