Asegurando la Lactancia Materna en Cuba

En la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2016 se celebra la II Jornada Nacional de Lactancia Materna en Camagüey, Cuba, este año dedicada a la lactancia materna como uno de los pilares clave para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Si bien la lactancia materna no se menciona explícitamente en ninguno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), está íntimamente relacionada con todos ellos. Los primeros mil días de vida son vitales, esta etapa define la salud y el desarrollo para toda la vida.

En Cuba, el promedio de lactancia materna exclusiva es de 2,4 meses. Solo el 32% de los niños y niñas de 0-5 meses reciben lactancia materna exclusiva y un 24% de los niños y niñas de 20-23 meses reciben lactancia materna continuada hasta los 2 años (MICS, 2014). El Ministerio de Salud Pública y UNICEF trabajan conjuntamente en iniciativas que aspiran a lograr cambios de comportamiento que generalicen la práctica de la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses, y mayores tasas de lactancia materna prolongada hasta los dos años.

La Iniciativa Hospital Amigo de la Madre y el Niño promueve prácticas que protegen y apoyan la lactancia materna. A través de la creación del Centro Nacional de Capacitación en Lactancia Materna, aproximadamente 600 profesionales de la salud de más de 10 provincias del país han actualizado sus conocimientos sobre Lactancia Materna. Los Bancos de Leche Humana (BLH) ofrecen un servicio que recoge, procesa, almacena y distribuye leche humana para bebés que lo necesitan, como es el caso de los recién nacidos con bajo peso o con deficiencias nutricionales.

Los Bancos de Leche Humana son centros especializados, vinculados a un hospital materno y/o infantil, responsable por la promoción del estímulo al amamantamiento materno y ejecución de las actividades de recolección, procesamiento y control de calidad de la leche para su posterior distribución bajo prescripción de un médico o nutricionista. El Centro de Capacitación en Lactancia Materna enseña a las madres a extraerse la leche y almacenarla, y posteriormente el hospital pasa a recogerla en el domicilio.

En La Habana, el Hospital Docente Materno Infantil 10 de Octubre, la segunda maternidad del país en número de nacimientos, atiende a 5 de los 14 municipios de la capital, lo que supone el 30% de las mujeres de esta ciudad. Katerine dio a luz a su hija Elisabeth en este hospital. Desde su nacimiento y hasta los 6 meses, su bebé recibió lactancia materna exclusiva, pero no fue el único bebé al que Katerine aseguró una lactancia materna exclusiva. “Me hice donante cuando tuve a Elisabeth, tenía demasiada leche. Ahora mi hija tiene 8 meses y sigo donando, me da una gran satisfacción formar parte del grupo de madres donadoras del Banco de Leche Humana. Sé lo importante que es, los bebes que toman leche materna son totalmente distintos de los que toman leche artificial”.

Una madre y su bebé de 21 días
UNICEF/2016/LopezFesserYanelis y su hijo Keisbel de 21 días.

De madre a madre

Una de dinámicas que generan los bancos de leche en su red de donadoras y receptoras es la sensibilidad y solidaridad para con otras madres. Al acudir a una consulta pediátrica, Katerine coincide con Sarai y Lisandra. El bebé de Sarai nació a las 28 semanas: “Yo no tenía ninguna leche”, nos cuenta, “el banco de leche me apoyó hasta que pude producir por mí misma. Ahora he pasado de recibir a donar.” Lisandra dio a luz a Adonis a las 35 semanas, “nunca había oído hablar de los bancos de leche, pero cuando mi bebé entró en la planta de bajo peso y yo enferme, durante 9 días no pude amamantarle. puedes”.

Gracias al BLH, Adonis pudo continuar su lactancia materna exclusiva. Durante mi periodo de ingreso, el banco de leche me traía la leche y las enfermeras le alimentaban. Es extraño, pero es una satisfacción saber que hay otras personas ahí para tu bebé cuando tú no.

En el 2015, el 72.6% de un total de 405 niños y niñas graves que pasaron por el servicio de neonatología recibieron leche humana pasteurizada a través de estos BLH. Keisbel, de 21 días, nació por cesárea a las 33 semanas debido a la presión alta de la madre y pesó tan solo 4 libras al nacer. Junto con su madre, Yanelis, se están quedando en la planta de bajo peso, donde las enfermeras siguen de cerca el peso del bebé. “Desde que nació ha recibido lactancia materna exclusiva, con la excepción de que no la ha recibido solo de mí. Otra madre me dono leche durante 8 días.” En el 2015, 276 madres eran donadoras de la red de este hospital, y 165 niños se beneficiaron de su leche materna.

*Marta López es CD4 Fellow en UNICEF Cuba

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con “obligatorio.”