UNICEF y el Grupo LEGO se asocian en favor de los derechos del niño

Es posible que todos hayamos oído hablar sobre la “responsabilidad social empresarial”, el “poder del sector privado” y la “promoción de los derechos de los niños en las empresas”. Pero ¿qué significa todo esto exactamente? ¿Qué repercusiones tienen las operaciones institucionales en la vida cotidiana de los niños y las niñas? ¿Y qué se supone que deberían estar haciendo las empresas?

Las compañías desempeñan una importante función en nuestras vidas. Nos proporcionan los ingresos necesarios para pagar la vivienda, los alimentos, la educación y la atención en salud. Por la forma en que operan, las compañías tienen la capacidad de afectar a comunidades enteras a nivel local, nacional y mundial. En el mejor de los casos, elevan los niveles de vida de las comunidades circundantes y protegen tanto el medio ambiente como los derechos de los trabajadores y el bienestar de sus familias.

Las operaciones institucionales de las compañías influyen diariamente en los niños: pagando salarios justos, los padres pueden sufragar la educación de sus hijos; ofreciendo condiciones de trabajo seguras, hacen posible que los progenitores y los cuidadores regresen al hogar; y combatiendo el trabajo infantil, contribuyen a romper el ciclo intergeneracional de la pobreza y la desigualdad.

Los efectos y la influencia de las compañías en las vidas de los niños y las niñas son enormes. Al pensar en trabajar con UNICEF conviene mirar más allá de los aportes financieros y en especie. Todas las compañías ejercen una profunda influencia en los niños cuando integran los derechos de la infancia en sus políticas, sus prácticas empresariales fundamentales y su cultura institucional. Y UNICEF puede ayudar a las compañías a determinar cómo hacerlo.

Hoy en día, la mayoría de las compañías NO tienen en cuenta los derechos del niño en la formulación de sus políticas ni en la evaluación de su impacto. Una sencilla razón podría ser que desconocen cómo (y cuánto) afectan sus actividades a los niños. Otra podría ser que las compañías que desean tomar en consideración a los niños no saben con exactitud cómo incorporar sus derechos. ¿Cómo garantizan las empresas el respeto a los derechos de la infancia? ¿Qué significa esto?

El Grupo LEGO se asocia con UNICEF para proporcionar respuestas a estos interrogantes. A partir de este momento, y durante los próximos tres años, UNICEF aportará al Grupo LEGO sus conocimientos especializados en relación con los derechos del niño en las empresas. De manera colaborativa, estudiaremos y desarrollaremos sistemas innovadores que permitan garantizar el respeto y la promoción de los derechos de los niños en todas las operaciones de la compañía. El Grupo LEGO se compromete a dar a conocer abiertamente las medidas que tome, a fin de inspirar a otras compañías y darles elementos para hacer lo mismo.

Lo que el Grupo LEGO tiene previsto hacer
El Grupo LEGO es consciente de su influencia y su interacción diaria con los niños. Vale la pena destacar algunas cifras: con seis ladrillos LEGO se pueden hacer millones de combinaciones; cada habitante de nuestro planeta posee, en promedio, 102 ladrillos LEGO; y el número de ladrillos que se vendieron en 2012 bastaría para rodear la circunferencia de la Tierra 24 veces.

Ante su alcance e influencia, el Grupo LEGO aspira a asumir un papel activo no solo velando permanentemente por el respeto de los derechos de los niños y las niñas en sus propias operaciones, sino fomentando la integración de esos derechos en la agenda del sector privado mundial. El grupo LEGO desea ayudar a que otras empresas comprendan con total claridad el motivo por el que los derechos de la infancia son pertinentes para las operaciones institucionales y lo que se puede hacer.

Durante la alianza de tres años con UNICEF, el Grupo LEGO:

  • Obtendrá información y creará conciencia sobre la manera en que las empresas pueden actuar responsablemente hacia los niños y las niñas, examinando sus propias políticas y prácticas para asegurarse de que sigan respetando e impulsando los derechos de los niños.
  • Se guiará por los Derechos del Niño y Principios Empresariales al adoptar nuevas políticas y prácticas y/o al reforzar prácticas existentes en las operaciones del Grupo LEGO, cuando proceda, y posteriormente difundirá las mejores prácticas con el objeto de motivar a otras empresas.
  • Mejorará la responsabilidad hacia los niños y las niñas; por ejemplo, fortaleciendo la gestión del Grupo LEGO en el ámbito de la protección infantil, mediante la formulación y la aplicación de una política de protección al niño.

Estoy convencido de que las alianzas más efectivas a largo plazo son las que generan una tendencia y sirven de inspiración a otras. La que se ha establecido entre UNICEF y el Grupo LEGO podría ser de esta naturaleza, puesto que se propone modificar normas y creencias arraigadas que estarían representando un obstáculo en materia de respeto a la infancia en las prácticas empresariales, así como también en otros contextos.

¿Qué es la iniciativa Derechos del Niño y Principios Empresariales? Para quienes no lo saben, es un amplio conjunto de directrices que ayudan a las empresas a determinar qué acciones se esperan de ellas para tomar en cuenta los derechos de la infancia en todas sus operaciones.

UNICEF, el Pacto Mundial de las Naciones Unidas y Save the Children pusieron en marcha la iniciativa Derechos del Niño y Principios Empresariales en 2012, con el propósito de ofrecer a las empresas una idea clara sobre las consecuencias de sus operaciones en los niños. Por ejemplo, el Principio 6 incluye preguntas que permiten a las compañías evaluar el impacto de sus políticas de comercialización en los niños y niñas. Conozca la lista completa de los 10 Principios y las herramientas.

 

Bo Viktor Nylund es el Jefe de Responsabilidad Social Empresarial de UNICEF.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con “obligatorio.”