“Queremos ser niñas, no madres”

Claudia toma su nuevo rol como facilitadora escolar en el Comité de Prevención de Violencia de Género con mucha seriedad.

Los comités son parte de la iniciativa “Protección y prevención de violencia de género de niñas, niños y adolescentes en centros educativos”, un proyecto implementado por UNICEF y OXFAM desde 2012 en 28 escuelas en El Salvador.

Claudia explica que su interés inicial por convertirse en una facilitadora escolar fue para “comprender los riesgos que enfrentamos las niñas en El Salvador”.

Mientras sus compañeros están en clase, Claudia y un grupo de 19 niñas discuten con la instructora sobre cómo tener más autoconfianza, creatividad e independencia en un ambiente que presenta obstáculos a las niñas. También discuten sobre las causas y consecuencias del embarazo en adolescentes y aprenden sobre la prevención.

UNICEF/MartínezClaudia quiso convertirse en una facilitadora escolar para “comprender los riesgos que enfrentamos las niñas en El Salvador”.

Claudia de 12 años, considera que la información que ha recibido en las capacitaciones es de mucha utilidad para comprender mejor la situación que está viviendo su prima de 14 años, quien fue violada por su padrastro. Debido a la experiencia de su prima, Claudia cree que su rol como facilitadora es crítico para evitar que otras niñas experimenten esta clase de violencia.

La Oficial de Protección de UNICEF, Sandra Aguilar, afirma que reconocer la violencia de género como un problema que no solo ocurre en la adultez es el primer paso para abordarlo. “Es importante reconocer que las niñas son las víctimas principales de la violencia de género y que pueden ser afectadas a una edad muy temprana. Queremos empoderar a las niñas tanto como a los niños y darles la información y herramientas para permitirles identificar y prevenir situaciones o comportamientos que pueden llevar a este tipo de violencia”, dice Aguilar.

UNICEF/MartínezEl 30% de los nacimientos en El Salvador en 2015 fueron de niñas y adolescentes entre los 10 a 19 años de edad.

De acuerdo a un estudio del 2015 realizado por el Ministerio de Salud de El Salvador y UNFPA, el 30% de los nacimientos en El Salvador fueron de niñas y adolescentes entre los 10 a 19 años de edad. Esta estadística representa más de 25 mil nacimientos al año.

La Oficial de Protección de UNICEF resalta que también es importante involucrar a los varones adolescentes para que los cambios en el comportamiento hacia la violencia de género sean posibles. “La adolescencia es una etapa crítica para romper con los estereotipos de género y los ciclos de violencia, y para transformar adolescentes (niñas y niños) en agentes de cambio para sus compañeros, familias y comunidades”.

Claudia dice que quiere ayudar a cambiar ideas preconcebidas sobre el rol de las niñas en su escuela. “Solían decirnos que para ser una mujer, teníamos que ser madres, ahora yo sé que esto no es correcto y no es necesario. Queremos ser niñas, no madres”.

 

Rosarlin Hernández es periodista freelance de UNICEF.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con “obligatorio.”