Los combatientes del ébola en Guinea

Los guineanos recogen y entierran a los muertos, ofrecen tratamiento a los enfermos, cuidan de los niños, conducen los camiones, organizan grupos de la comunidad para enseñar a los demás sobre el ébola y muestran todos los días de mil maneras su compromiso para detener el ébola.

Hoy, estamos orgullosos de presentar cuatro historias de luchadores del ébola en Guinea, cuyo trabajo refuerza la seguridad de todos nosotros.

 

Dr. Ibrahima

Nuestra serie comienza en Conakry, donde escuchamos al Dr. Ibrahima, un médico que ha estado tratando sin parar a pacientes del ébola, incluidos niños, desde el inicio del brote. Y más allá de proporcionar tratamiento, él y sus colegas también han contribuido a consolar a los niños que han quedado separados de sus seres queridos debido la enfermedad.

Aminata Bah

Desde allí visitamos Aminata, la jefa de etiquetación de la fábrica de cloro en Conakry. El cloro, producido localmente, es una de las armas más importantes en la lucha contra el ébola. Los empleados de la fábrica –como Aminata– están trabajando duramente para satisfacer la demanda de cloro que ha aumentado como resultado del ébola.

Hermana Francine

Desde Conakry viajamos a una pequeña clínica en una de las zonas más afectadas de la vasta región de bosques de Guinea, y escuchamos a la hermana Francine hablar sobre sus experiencias en el apoyo a las personas con otras enfermedades. Según la hermana Francine, la clínica ha perdido a muchos pacientes durante el brote de ébola porque la gente tiene miedo de que les envíen al Centro de Tratamiento de Ébola.

Imam Dr. Lacine Diallo

Por último, escuchamos la experiencia del Imán Dr. Lacine Diallo, que ha estado trabajando con los miembros de todas las religiones para asegurar que los fieles estén plenamente informados sobre el ébola y que la comunidad de líderes religiosos participe activamente en la respuesta. Con la ayuda de UNICEF, 650 líderes religiosos han recibido capacitación para ayudar a detener la propagación del ébola.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con “obligatorio.”