Llegando a los niños más vulnerables durante la COVID-19

Tan pronto como empezó la cuarentena, nos abocamos con el equipo de UNICEF Venezuela a buscar la manera de continuar prestando servicios críticos para el bienestar de los niños y adolescentes, a través de nuestras tres oficinas de terreno ubicadas en Táchira, Zulia y Bolívar y de nuestra oficina central en Caracas. Desde el principio tuvimos claro el objetivo: garantizar la seguridad del personal y llegar a los niños y adolescentes, incluso en los lugares más remotos, con suministros y otros artículos necesarios para mitigar el contagio por la COVID-19.

UNICEF VenezuelaRepresentante de UNICEF Venezuela, Herve Ludovic de Lys, durante una visita a Santa Elena de Uairén, zona fronteriza del estado Bolívar, para evaluar las necesidades de la población durante la pandemia por la COVID-19. UNICEF Venezuela/2020/Ortega

Conscientes de que cuidar nuestra salud y bienestar es fundamental para poder ayudar a otros, los integrantes del equipo tomamos, desde el primer día de confinamiento, las medidas necesarias para prevenir el contagio, al tiempo que hacíamos los gestiones para garantizar alimentos, agua, insumos de protección, medicamentos y difusión de información para los niños, niñas y adolescentes más vulnerables y sus familias.

En la primera semana de la cuarentena viajamos por carretera al estado Bolívar, al sur del país. Desde allí y haciendo uso del primer vuelo interno de UNICEF, nos dirigimos a Santa Elena de Uairén, en la frontera con Brasil, donde entregamos suministros vitales a las familias venezolanas que regresaban de los países vecinos. También visitamos uno de los principales hospitales infantiles donde UNICEF renovó las salas de pediatría y maternidad y perforó 2 pozos que permiten una mejor operatividad del hospital.

UNICEF VenezuelaEquipo de UNICEF durante una visita realizada a la comunidad Las Brisas, ubicada en el estado fronterizo de Táchira. ©UNICEF Venezuela/2020/Simon

En el estado Delta Amacuro, en el noreste, identificamos un hospital flotante que estuvo inoperativo durante 5 años y empezamos el proceso para reanudar los servicios de esta instalación de salud, con el fin de atender a 100.000 indígenas que viven en áreas aisladas del delta del río Orinoco.

UNICEF VenezuelaJefe de Protección de UNICEF Venezuela durante una visita en la comunidad Las Brisas, ubicada en el estado fronterizo de Táchira. ©UNICEF Venezuela/2020/Simon

Después de varias semanas en el terreno, regresamos a Caracas para planificar un próximo viaje, ahora hacia los estados occidentales de Táchira y Apure. Por lo general, tomaría 13 horas por carretera llegar a San Cristóbal, la capital del estado de Táchira, donde se encuentra ubicada una oficina de UNICEF. Nosotros lo hicimos en dos días debido al clima y el tráfico, pero también porque tuvimos que pasar la noche en uno de los cinco estados que se deben atravesar antes de llegar a nuestro destino final.

Táchira, el estado fronterizo con Colombia, ha recibido una gran cantidad de venezolanos que han optado por regresar a su país debido al impacto económico de la COVID-19 en los países vecinos a los que habían emigrado. Ayudar a los niños y sus familias que regresan en medio de la pandemia proporcionando servicios de agua, saneamiento e higiene y protección infantil es una de las principales razones por las que nos desplegamos a Táchira a reforzar al equipo local de UNICEF.

Dado que el lavado de manos es una de las medidas más importantes para prevenir la COVID-19, el acceso a agua segura es una prioridad para el trabajo de UNICEF en Venezuela. En Táchira, visitamos varias plantas de tratamiento de agua primarias y secundarias para acelerar las reparaciones de los sistemas críticos de agua y ayudar en las operaciones diarias.

UNICEF VenezuelaRepresentante de UNICEF Venezuela, Herve Ludovic de Lys, durante una visita a la comunidad Las Brisas, estado Táchira. El equipo fue a esta comunidad ubicada a unos cientos de metros de la frontera con Colombia, para evaluar la mejor manera de fortalecer el acceso a agua segura para las familias más vulnerables. ©UNICEF Venezuela/2020/Simon

También acudimos a varias comunidades en las afueras de San Antonio, a unos cientos de metros de la frontera con Colombia, con el fin de evaluar la mejor manera de asegurar el agua para las familias más vulnerables.

Llegar a todos los niños y adolescentes con servicios esenciales, suministros de salud y continuidad educativa es parte de nuestra misión diaria, y en tiempos de emergencia, como la pandemia por la COVID-19, nuestro trabajo cobra especial relevancia, y demostramos que nunca nos rendimos para llegar a cada niño.

 

Herve Ludovic de Lys es el Representante de UNICEF Venezuela.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con “obligatorio.”

Comentarios: