Innovando para medir la inversión gubernamental en la primera infancia

Mucho se escucha que el compromiso real de un Gobierno con cualquier tema se puede medir según el nivel de inversión económica que le asigna. Pero poder medir la inversión gubernamental en cualquier tema específico no es siempre tan sencillo, especialmente cuando se trata de un tema multidimensional, como lo es el desarrollo integral en la primera infancia.

En América Latina, la primera infancia parece cobrar cada vez mayor importancia para los gobiernos, al menos en sus discursos. Recientemente, UNICEF en América Latina y el Caribe, junto con el Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación (IIPE) de UNESCO y la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), colaboraron en desarrollar e implementar una metodología para medir el gasto público dirigido a la primera infancia en nueve países en la región, un ejercicio cuyos resultados ayudan a mostrar la priorización real que cada país le otorga a este grupo etario en términos de recursos.

Países de Latinoamérica

El primer reto que se tuvo que superar para realizar esta medición fue acordar la definición de “primera infancia” que sería utilizada para esta metodología. No todos los países definen igual el rango de edad de la “primera infancia”. De los países incluidos en esta iniciativa, los rangos de definición de este grupo etario varían entre 0 a 5 y 0 a 8, incluyendo siempre el periodo gestacional. La metodología desarrollada decidió acoger la definición particular de cada país, un detalle a tener en cuenta a la hora de comparar entre países los datos recogidos.

Luego, hay varias clases de gasto que benefician de alguna manera a la primera infancia. Gastos específicos en la primera infancia (ej. guarderías), gastos en niñez no específicos en la primera infancia (ej. campañas contra la violencia), gastos en toda la población que impactan en la primera infancia (ej. cuidado a espacios públicos), gastos indirectos (ej. programas alimentarios dirigidos a las familias), etc. Esta metodología ha incluido 5 clases de gastos en su medición.

A la vez, se reconoce que las categorías de programas y servicios necesarios para el desarrollo integral en la primera infancia son múltiples. Para los propósitos del desarrollo de esta metodología de medición de inversión se definieron 10 categorías de gasto incluyendo, entre otras ayuda directa (ej. transferencias monetarias), cuidado y educación, nutrición y alimentación, y salud.

Una vez superados estos retos centrales, y otros, la metodología fue aplicada por primera vez en nueve países de la región y produjo como resultado una fotografía novedosa que muestra cifras comparables sobre la inversión económica en primera infancia. Los resultados indican que las políticas dirigidas a la primera infancia representan proporciones de entre 2,1% y 9,1% del gasto público total de cada país, y si se analiza el porcentaje de esta dentro del gasto social (GPS), esas relaciones alcanzan desde el 3,1% hasta el 14,1%. Los resultados además permiten contrastar las clases de gasto dirigidas a esta población y el nivel de inversión en cada categoría de gasto. Sin duda, el contar ahora con una metodología que permite este nivel de desglose y que es aplicable en diferentes países; y el haber recogido una “línea de base” de medición con la misma, habiendo superado las complicaciones metodológicas previamente mencionadas, ya son avances significativos.

No obstante, queda mucho camino por delante para asegurar que la medición concreta del compromiso de los gobiernos con este tema sea cada vez más significativa y sostenible. Algunos de los retos pendientes en este sentido, incluyen:

  • Se debe contar con estándares universales más concretos sobre el grado de inversión que se espera ver en la primera infancia y en las distintas posibles categorías de esta inversión según el contexto nacional/local y los avances ya adquiridos en cada país en esta materia.
  • A la medición de esta inversión se le debe agregar un análisis de equidad para entender si la inversión está siendo dirigida en la proporción necesaria a los niños y niñas con mayor nivel de exclusión. En otras palabras, se tendría que asegurar que la inversión haga mayor énfasis en los que más sufren privaciones de derechos.
  • La medición de la inversión en primera infancia, y en la niñez en general, es una responsabilidad de los Estados y debería ser asumido por los mismos como tal. La convención de los Derechos del Niño en su Artículo 4 habla sobre la obligación de los Estados de disponer “el máximo” posible de sus recursos para hacer realidad los derechos económicos, sociales y culturales de la niñez. Esta responsabilidad conlleva obligatoriamente una medición de la asignación de recursos para asegurar su cumplimiento.

En resumen, esta herramienta de medición de la inversión en los más jóvenes ayuda a resolver algunas dificultades metodológicas que podían haber parecido obstáculos para esta tarea y nos ofrece una línea de base sólida y actualizada. Reconociendo que quedan aún elementos importantes por abordar con respecto a este tipo de medición, la región a la vez demuestra que podemos y debemos seguir avanzando en este sentido.

Los autores Joaquin Gonzalez-Aleman, Monica Darer y Maria Elena Ubeda trabajan para la Oficina Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con “obligatorio.”

Comentarios:

  1. Me parece que es un estudio importante, no sólo por su aportación metodológica, sino también y sobre todo por la posibilidad de establecer comparaciones entre países similares y poder llegar a hacer recomendaciones sobre la inversión que debe hacer un país para este grupo de edad.

  2. Yo opino que es miy imortante que tengamos educación es lo mas importante a parate de la familia en la vida de un ser humano hasi tiene nuevos conocimientos y parendisajes. Nunca dejamos de aprender y la unicef ayada a todos esos niños sin educaciòn pero tambien alos desprotegidos por eso gracias departe del mundo

  3. Gracias por la informacion!! Este tipo de blogs me parecen muy importantes, esto sera compartido en mi universidad, gustosamente con mis compañeros de clase. gracias por la informacion. https://uautonoma.cl