El uso de la información al servicio de la infancia

Todas las mañanas sabemos a quién le toca llevar el vehículo compartido a la oficina. Escuchamos el pronóstico del tiempo en la radio. Leemos el menú de nuestro restaurante favorito. Pero no dependemos tan solo de esas fuentes formales de información. También echamos un vistazo a la carretera para saber si hay tráfico, o miramos por la ventana para comprobar si se está nublando.

Casi sin pensarlo, empleamos distintas fuentes de información que nos ayudan a mejorar nuestra toma de decisiones, es decir, integramos datos. Repetimos esas acciones de manera inconsciente, y eso es justo lo que UNICEF necesita trasladar a una escala mucho mayor cuando se trata de información sobre la infancia.

Sabemos que el mundo dispone de más potencial que nunca para generar información sobre la infancia. Nuestra misión consiste en recopilar datos, filtrarlos y convertirlos en información útil para ayudar a los niños. En otras palabras, debemos ofrecer los datos adecuados a las personas adecuadas y en el momento oportuno, de manera que ayudemos a tomar las decisiones acertadas que beneficien a los niños y atiendan sus necesidades.

Esta misión fue la razón por la que más de 200 participantes se acercaron a UNICEF el pasado viernes 11 de septiembre con motivo del primer Foro de Datos para la Infancia. A los colaboradores de UNICEF se unieron otros miembros de las Naciones Unidas, representantes del sector privado y de donantes, así como homólogos del gobierno y la sociedad civil de todo el mundo. El evento fue convocado conjuntamente por los gobiernos de México, Kenya y los Estados Unidos, UNICEF y la División de Estadística del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas.

El Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake, fue el encargado de inaugurar el foro, y puso de manifiesto que la recogida y el uso de datos no consiste únicamente en hacer recuentos, sino también en dar voz a las personas marginadas y fomentar la democratización del desarrollo. A lo largo de una jornada muy completa, hubo presentaciones dinámicas sobre distintas experiencias en recogida de datos para la toma de decisiones en materia infantil a nivel comunitario, estatal, nacional e incluso mundial. Participantes de lugares tan lejanos como Afganistán o China participaron en la conversación con preguntas –y votaciones– acerca de herramientas interactivas para la web. Las redes sociales estuvieron todo el día en continuo movimiento con actualizaciones y tuits, muchos de ellos recogidos en esta Storify.

El broche final del evento lo puso el discurso de clausura de Hans Rosling, cuyo trabajo innovador ha permitido proporcionar datos reales accesibles desde la página web gapminder.org. Los vídeos de las presentaciones y las mesas redondas están disponibles en la lista de reproducción del evento.

Las presentaciones, aunque provenientes de un espectro de generadores de datos, analistas y usuarios de países de ingresos bajos, medios y altos, y de contextos humanitarios y de desarrollo, pusieron de manifiesto diversos temas de interés común a lo largo de la jornada:

  • Los datos procedentes de múltiples fuentes podrían y deberían recopilarse de manera sistemática con el fin de proporcionar un continuo de información real sobre la infancia que facilite la toma de decisiones;
  • Las nuevas oportunidades de obtener información conllevan a menudo algunas dificultades, tales como la preocupación por la privacidad y los problemas en la gestión de las expectativas;
  • Las alianzas y la innovación (nuevas herramientas, tecnologías y temas) son decisivas para aprovechar al máximo el potencial de distintos ecosistemas de datos y mejorar, así, las vidas de los niños;
  • Los datos no solo tratan sobre los niños o están dedicados a ellos; muchas veces, son ellos mismos quienes los aportan. Nuestros enfoques deberían basarse también en las habilidades de los niños y los jóvenes.
  • Es necesario movilizar recursos adicionales para eliminar las desigualdades existentes entre las personas que disponen de pocos datos y las que disponen de muchos, o entre los países desarrollados y en desarrollo.

Conforme UNICEF avanza en el desarrollo de la próxima estrategia para generar datos sobre la infancia, tendremos en cuenta en nuestros debates las opiniones y las lecciones que nos ofrecieron los ponentes durante la jornada, si bien somos conscientes de que en el proceso encontraremos dificultades más complejas que decidir si llamar a un taxi o si ponernos botas de agua. Aun así, sabemos que podemos seguir adelante si tomamos como base la sabiduría colectiva de los participantes del foro y nuestra propia experiencia, con el fin de reunir datos que nos ayuden a tomar mejores decisiones y, con ello, beneficiar a los niños.

Yoka Brandt es Directora Ejecutiva Adjunta de UNICEF.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con “obligatorio.”