El cambio climático visto por los jóvenes

Es posible que en las últimas semanas haya visto que gran parte del contenido de las noticias trataba sobre el cambio climático, la cobertura de los desastres naturales y las especulaciones sobre las charlas y las negociaciones llevadas a cabo en la COP21, ya clausurada. Habrá obtenido información de periodistas, científicos y políticos, y tal vez incluso haya escuchado lo que opinamos nosotros, que subrayamos que, probablemente, los niños serán los más duramente afectados por el cambio climático.

Sin embargo, seguramente no habrá escuchado la opinión de los propios niños y los jóvenes.

Eso es porque, mientras los niños se ven desproporcionalmente perjudicados por el cambio climático son quienes deberán vivir su impacto, también son los más olvidados en las conversaciones que versan sobre el tema.

Unos jóvenes cartógrafos del Chad se divierten mientras trazan mapas de su comunidad
©UNICEF Chad/2015Unos jóvenes cartógrafos del Chad se divierten mientras trazan mapas de su comunidad

Consideramos que es imperativo escuchar la opinión de los niños y la gente joven sobre los asuntos relativos al cambio climático y el medio ambiente. Por ese motivo, llevamos más de un año trabajando en un proyecto especial de cartografía digital con cientos de niños y jóvenes de todo el mundo para conocer cómo ven ellos el cambio climático y el daño al medio ambiente que afecta ya a sus comunidades. El proyecto forma parte de la iniciativa Mapas de la Juventud Opina, que aprovecha el potencial de la cartografía digital para empoderar a la gente joven y ayudarlos a trasladar su voz a los responsables de la toma de decisiones, así como a movilizar a sus comunidades.

Unos cartógrafos del clima procedentes de Irlanda –arriba—y Guatemala –abajo—)
Unos cartógrafos del clima procedentes de Irlanda –arriba— y Guatemala –abajo—).

Tomando como base el trabajo que emprendimos con anterioridad a la Cumbre del Clima celebrada en Nueva York en septiembre de 2014, en los seis meses previos a la COP21 hemos trabajado con 120 niños y jóvenes de 11 países para identificar, entre otros: el riesgo de desastres, la repercusión que el clima produce en la salud, la contaminación y la deforestación, así como las mejores prácticas locales para abordar estas cuestiones. Los jóvenes proceden de Francia, Irlanda, Guatemala, Malasia, China, las Islas de Kiribati, Tanzania, Zambia, el Níger, el Chad y Zimbabwe.

A principios de este mes, tuve la suerte de conocer a algunos de ellos y conté con su presencia en la Conferencia de la Juventud y la COP21 en París. Estaban allí para hablar del proyecto de cartografía digital, además de otras iniciativas en las que se han involucrado con el fin de aumentar la concienciación sobre el cambio climático y los efectos que este tendrá en sus vidas, en las de sus amigos y en sus comunidades. Ellos conocieron a jóvenes de otros países con los que compartieron sus conocimientos y habilidades y desarrollaron un listado conjunto de recomendaciones sobre nuevas políticas, dirigiéndolas a los delegados de la COP21 y a los medios de comunicación de todo el mundo.

Bellinda, una joven indígena procedente de Malasia, conoció a más jóvenes indígenas de otros continentes, y juntos trataron el asunto al que todos ellos se enfrentan: el modo en que el cambio climático amenaza su supervivencia básica y su estilo de vida tradicional. La joven explicó que esta herramienta de cartografía digital los ayudó a ella y a sus compañeros no solo a identificar los problemas a los que se enfrenta su comunidad, sino también a involucrar a otros jóvenes de distintas tribus para amplificar su voz en lo referente al clima.

Inmaculee, del Chad, explicó que “en Moundou, el primer día de escuela es impredecible y, a menudo, se retrasa un mes o dos a causa de las inundaciones”. ¿Cómo aborda esas cuestiones su equipo de jóvenes cartógrafos y corresponsales? En la radio. En la COY, Inmaculee organizó un taller de radio instalando un estudio improvisado muy parecido al que utiliza para el programa semanal que acoge en su emisora local de Moundou. Como buena locutora, mostró la forma de movilizar y transmitir experiencias del cambio climático a las comunidades locales empleando medios de comunicación tradicionales.

Zandy, de Guatemala, y Halima, del Níger, conectaron los asuntos relativos al cambio climático con los derechos de género. Estas jóvenes se ocupan de movilizar a las niñas y las mujeres de sus comunidades sobre la violencia contra las mujeres, el acceso a la escuela, los anticonceptivos y el matrimonio prematuro, y para ello se sirven de herramientas digitales como los SMS y los blogs.

Un “cartógrafo” edita un nuevo informe añadido al mapa digital.
©UNICEF Chad/2015Un “cartógrafo” edita un nuevo informe añadido al mapa digital.

Islaman, del Níger, habló con los medios acerca de la importancia de relacionar los asuntos de salud, malnutrición, desplazamiento de población y conflictos violentos con el cambio climático. Utilizó el vídeo y la cartografía digital para explorar tres regiones de su país. Contó la historia de un pueblo en el que no hay jóvenes. “¿A dónde han ido todos?”, preguntó. Una de las respuestas que obtuvo fue: “la tierra ya no produce nada”.

El mapa digital ahora cuenta con una recopilación de más de 800 informes, y me gustaría compartir con ustedes los puntos más destacables, que podrá consultar al desplazarse por las distintas imágenes situadas en la parte superior de esta publicación. Además, si se lo perdió en directo, también puede leer a Andozile (de Zambia, que lucha contra la deforestación y forma parte de una red de 1.200 jóvenes embajadores del clima) y Tatiana (de Zimbabwe, que construyó un hervidor de agua con materiales reciclables) que se hicieron cargo del canal internacional de UNICEF en Twitter para hablar sobre el impacto que el cambio climático está produciendo en sus comunidades, así como de las medidas que están tomando al respecto.

No me cabe duda de que les inspirarán tanto como a mí.

Zayn Abaakil es la gerente del Proyecto de Cartografía Digital de la Juventud Opina.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con “obligatorio.”