Construir una Internet segura: un desafío posible

Como responsable del área de Comunicación de UNICEF Argentina el desafío de promover el acceso de todos los chicos a Internet fue siempre una de mis principales motivaciones. Tal vez porque, aunque no pertenezco a la generación nativa digital, desde muy chica estuve en contacto con las enormes posibilidades que la innovación tecnológica ofrece para los niños, niñas y adolescentes: ya en la década de los ochenta mi mamá formaba parte del primer grupo de maestras en Argentina en incorporar computadoras en sus aulas de educación primaria.

La actual generación de adolescentes es bien diferente a la de los ochenta, ellos nacieron con las nuevas tecnologías de la información, el uso simultáneo de los medios de comunicación y la interacción permanente con múltiples pantallas, según distintos estudios realizados por nuestro equipo, como la Encuesta a Adolescentes sobre Consumo de Medios.

Además, en Argentina, el acceso de los hogares al uso de la computadora e Internet creció considerablemente en los últimos cinco años, llegando a más de seis de cada diez hogares, mientras que la televisión está presente en casi todas las casas del país, al igual que el uso de celulares.

Tanto Internet como las redes sociales pueden ser una maravillosa herramienta para la realización de los derechos de los jóvenes. Para el mundo adulto, representan una oportunidad y un desafío: el de acompañar a los chicos y chicas en este camino de aprendizaje. Las personas en mejor posición para ayudarlos a no tener malas experiencias en Internet son quienes se encargan de su cuidado y desarrollo. Y desde el equipo de UNICEF trabajamos para apoyar y promover esta construcción.

En este sentido, desde UNICEF no solo realizamos relevamientos para construir evidencia actualizada y validada que permita orientar las políticas públicas, sino que también forjamos alianzas con los sectores público y privado, que contribuyan a concientizar a la chicos, a las familias, a los educadores y a la sociedad sobre la ciudadanía digital. Desde Argentina nos sumamos a alianzas globales como Digitally Connected, junto al Berkman Center for Internet & Society, y a Global Kids On-Line para lograr redes de trabajo, construcción y difusión del conocimiento colectivas y participativas.

Estas acciones resultan particularmente relevantes, teniendo en cuenta que –según los estudios que realizamos– sobre un total de 1.100 jóvenes de centros urbanos de todo el país, el 93,4% dijo usar Internet, y más del 60% afirmó conectarse todos los días. Facebook es la red social más difundida, en la que los chicos pasan una buena parte del día: entre dos y ocho horas o –como lo resumieron algunos– “todo el tiempo que tengo libre”. Además, casi siete de cada diez afirmó que utiliza los nuevos medios de comunicación para contactarse “mejor” con sus amigos que, en promedio, van de los 600 a los 1.000. Es decir que una parte importante de su socialización sucede en los medios digitales.

También es importante destacar que la percepción de los adolescentes sobre la participación de los padres mostró, por un lado, la falta de acompañamiento familiar y, por otro, el desafío para los adultos de guiar sin invadir. Los datos muestran que seis de cada diez chicos navega sin la compañía de un adulto, y de aquellos que están acompañados solo el 4,3% realiza una actividad en Internet junto a ellos. Teniendo en cuenta que la mitad de los chicos y chicas encuestados hicieron nuevos “amigos” por Internet; y de ellos, tres de cada cinco los conoció personalmente, y que el 23,4% dijo haberse sentido perjudicado en una red social por cuestiones de discriminación, agresión o acoso, se hace evidente la necesidad de continuar y profundizar las acciones tendientes a promover el acompañamiento adulto en el mundo digital.

La red ofrece un abanico de posibilidades infinitas: comunicación, socialización, educación… Pero requiere que tanto la escuela como el hogar orienten, acompañen y guíen a los adolescentes en el uso responsable, proactivo, respetuoso y seguro de las nuevas tecnologías.

Hoy, en el Día por una Internet Segura, sabemos que hemos aprendido mucho desde aquellos primeros contactos con las pantallas en la década de los ochenta, aunque todavía queda un largo camino por recorrer para que cada niño, niña y adolescente goce de una ciudadanía digital plena.

María José Ravalli es responsable del área de Comunicación de UNICEF Argentina

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con “obligatorio.”