5 datos importantes sobre los niños y la hambruna

1. Los niños no pueden esperar. La hambruna, la sequía y el conflicto armado están arrasando con vidas y futuros.

La hambruna ya se ha declarado en Sudán del Sur y amenaza en otros países. Los niños sufren malnutrición y otras enfermedades y necesitan nuestra ayuda.

Unos niños hacen fila de pie esperando a que les den de comer
UNICEF/UN028427/EsieboUnos niños desplazados esperan para recibir suplementos alimenticios listos para el consumo en el campamento para desplazados internos de Banki, en el noreste de Nigeria. Banki es una de las últimas zonas a las que se ha podido acceder. Allí, UNICEF y otros aliados ofrecen asistencia humanitaria.

2. Los niños están siendo los más afectados. Millones de ellos están al borde de la inanición

Alrededor de 1,4 millones de niños están en peligro inminente de muerte. En cada uno de los cuatro países con hambruna y sus subregiones, los niños serán víctimas de enfermedades como el cólera y el sarampión, que provocan diarrea grave y deshidratación.

Una niña pequeña y débil descansa sobre su madre
UNICEF/UN053447/Gonzalez FarranElizabeth Kegi, que tiene 18 meses y padece malnutrición grave, descansa sobre el regazo de su madre en el hospital Al Shabbab de Juba, Sudán del Sur. Este año, la inseguridad existente y la crisis económica que ha llevado a la inflación por encima del 800% han generado una inseguridad alimentaria generalizada, resultante en la malnutrición de los niños y causante de que se hayan alcanzado niveles de emergencia en la mayor parte del país.

3. Hasta el momento, la crisis tiene un epicentro que ocupa cuatro países: Yemen, Somalia, Sudán del Sur y el noreste de Nigeria

En estos cuatro países, 22 millones de niños están hambrientos, enfermos, desplazados o no van a la escuela. Mientras la violencia, el hambre y la sed obligan a la gente a desplazarse dentro y fuera de las fronteras, las tasas de malnutrición siguen disparándose no solo en esos cuatro países, sino también en la cuenca del Lago Chad y en el Cuerno de África.

Fotografía de una olla vacía con una niña al fondo
UNICEF/UN056039/HoltAmina Dahir sostiene una olla vacía mientras su hija mira a la cámara en el interior de su hogar provisional, en un emplazamiento cercano a Ainabo, en Somalia.

4. Las acciones humanas que mueven la crisis

Las guerras y los conflictos prolongados están arrasando con la vida de millones de niños y familias y pueden ocasionar hambrunas. Las partes beligerantes obligan a la gente a abandonar sus hogares, destruyen cultivos y medios de subsistencia y bloquean los esfuerzos de las organizaciones humanitarias para atender a quienes más lo necesitan con asistencia vital como comida y agua limpia. La sequía está agravando estas crisis alimentarias creadas por el hombre en algunas partes de África; en especial, en Somalia y el Cuerno de África.

Una niña sentada junto a un cubo de agua mira a la cámara
UNICEF/UN018342/AskoolA causa de la escasez de agua en Yemen, una niña pequeña recoge agua en un pueblo lejano de Lahj City.

5. Se agota el tiempo

Si la situación no mejora, los niños no solo se enfrentarán al peligro de morir de hambre, sino que también podrán sufrir consecuencias en el futuro. La malnutrición grave perjudica al desarrollo físico e intelectual de manera irreversible, y eso influye negativamente en las oportunidades de la vida de un niño. Cuanto más tardemos en abordar estas necesidades de los niños, más peligroso será su futuro.

Mohanned, de cinco años, está tumbado en una cama del hospital Abs de Hajjah, Yemen, que cuenta con algunas de las cifras más altas de niños aguda y gravemente malnutridos. La salud de Mohanned lleva dos años deteriorándose, y solo ahora su familia ha logrado afrontar los gastos del tratamiento
UNICEF/UN044523/FuadMohanned, de cinco años, está tumbado en una cama del hospital Abs de Hajjah, Yemen, que cuenta con algunas de las cifras más altas de niños aguda y gravemente malnutridos. La salud de Mohanned lleva dos años deteriorándose, y solo ahora su familia ha logrado afrontar los gastos del tratamiento.
  • ¿Cómo puedes ayudar?

Hay tres cosas urgentemente necesarias para salvar cientos de miles de vidas:

  1. Hacer un llamamiento para acabar con el incumplimiento de los derechos humanos, una de las principales causas de las hambrunas
  2. Exigir que todas las partes de los conflictos permitan el acceso libre e incondicional a todos los niños y familias necesitadas
  3. Donar. Se necesita urgentemente recaudar fondos para permitir que los equipos que ya están en el terreno aumenten rápidamente los programas de nutrición, alimentación, agua, saneamiento e higiene

Los niños no pueden esperar a que se declare otra hambruna antes de que tomemos medidas.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con “obligatorio.”